El coño de Constance

A Gustavo A. Maestro de las pequeñas historias y admirador de Courbet. Se llamaba Constance Quéniaux y consiguió llegar al ballet de la Opera de París, donde apenas superó las penurias de una vedette de segunda enroscada en el cuerpo de baile que rellena el escenario para compensar el encuadre Seguir leyendo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Un buen agosto

Hay una corriente dentro del ámbito de la Física que tiene como principal obsesión la demostración de la existencia de los universos paralelos. La comunidad científica ha escogido llamarlos, en castellano, los multiversos, que podría ser perfectamente el nombre del próximo disco de Melendi si no fuera por la complejidad Seguir leyendo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Un mapa de agua

Iba Marte estas noches siguiendo a la luna como un niño que vuela una cometa. Ahora sabemos que quizá le llevaba su botín de agua para sobrellevar el calor, su luz roja para no perderse en el espacio sin carreteras y su carisma de vecino solitario para evitarle el sofocón Seguir leyendo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La memoria del otro bando

La mejor manera de esconderse es pasar desapercibido entre una multitud, a plena vista. Pero eso es imposible para Loreto Urraca (Madrid, 1964), propietaria de un apellido poco frecuente y que llama la atención. Si se hubiera apellidado López, García o Martínez, seguiría siendo una funcionaria del ámbito de la Seguir leyendo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Apocalipsis de ruido y zanahorias

No parece un ataque descabalado. La guerra de las proteínas de origen animal se ha desatado en Francia. Los partisanos de la soja y la berenjena son escurridizos y nocturnos. Saben lo que hacen. Un sabotaje coordinado tiñe de sangre los escaparates de las carnicerías francesas, como si fueran las Seguir leyendo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS