Cines al borde de la extinción

Los cines IMF de Ondara, Finestrat y Torrevieja, en torno a una veintena de salas en total, podrían estar lanzando sus últimas bocanadas. La empresa propietaria, Cines Mediterráneo SL, con sede en Benidorm, parece inmersa en un proceso de “venta o traspaso”, según han declarado a El Faro del Impostor fuentes conocedoras de la posible transacción. Y mientras las negociaciones se resuelven, los principales afectados serán los espectadores de las comarcas alicantinas de la Marina Alta, la Marina Baixa y la vertiente litoral de la Vega Baja, respectivamente, que tendrán que desplazarse decenas de kilómetros para encontrar una pantalla, refrescos y palomitas.

Cines en ruinas

Cines cerrados detrás de un solar abandonado

Las señales del naufragio fueron apareciendo poco a poco, como el monolito de 2001. Primero llegó el cierre enmascarado de algunas de las salas de las que los IMF disponían en Ondara (una de ocho) y Finestrat (tres de nueve). Después, el pasado 27 de junio, durante la gala de clausura del Festival Torrevieja Audiovisual, el flamante alcalde de la capital turística de la Vega Baja, José Manuel Dolón (Los Verdes), alertó de que los cines IMF tenían “serios problemas”. Esta misma semana, la programación de los IMF ha desaparecido de la cartelera del Información, el periódico de mayor tirada de la provincia de Alicante. Y la exhibidora ha borrado en su web cualquier rastro de los locales que mantenían en Gandia (Valencia). El Faro del Impostor ha tratado de ponerse en contacto con algún responsable de la firma para valorar todos estos movimientos, sin conseguirlo.

Hay más elementos de juicio para calibrar la precaria situación económica de la empresa. Sin que exista una constancia firme, fuentes del Ayuntamiento de Torrevieja aseguran que la firma fundada por Isidoro M. Ferry, codirector de El pisito, “ofreció al antiguo gobierno (del PP, comandado por el exalcalde, Eduardo Dolón) los minicines La Plasa por 400.000 euros”. Se trata de tres salas cerradas y dos de verano situadas en un pequeño centro comercial del núcleo de la ciudad y que fueron carne de juicio tras su inauguración, ya que hubo que legalizarlas una vez abiertas. Apenas funcionaron unos años y sus pantallas siguen en blanco desde entonces.

Astorias cerrados

Los minicines Astoria de Alicante, propiedad de la exhibidora benidormí.

Otra de las propiedades de Cines Mediterráneo SL son los emblemáticos cines Astoria, situados en el Casco Antiguo de Alicante. Las dos salas cerraron hace años pese a los esfuerzos de su fundador, Paco Huesca, y de Isidoro Ferry (fallecido en 2012) por mantenerlas abiertas. Posteriormente, el productor valenciano Antonio Mansilla las alquiló con la intención de ponerlas otra vez en funcionamiento, pero la incapacidad de conseguir ayudas públicas le hizo desistir. Tras la marcha de Mansilla, los propietarios pusieron en venta las legendarias minisalas, sin posibilidad de alquiler. Ahora, según ha podido saber El Faro del Impostor, el arrendamiento vuelve a ser una opción. Un nuevo e inquietante monolito sobre la superficie de la exhibidora benidormí.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*