Javier Sáez Castán: “Adaptarnos al entorno puede ser peligroso”

Portada Extraños

Imágenes cedidas por Javier Sáez Castán.

El Faro del Impostor moderará esta tarde (18 horas, Sala MAG de Elche) una mesa redonda en la que se abordará la influencia del cine fantástico y de terror de mediados del siglo XX en el cómic actual. La iniciativa parte de la exposición que el centro cultural de la empresa Mustang dedica al cómic Extraños, de Javier Sáez Castán (Sexto Piso), quien ha hablado para El Faro. Junto a él, intervendrán el realizador de cine Maxi Velloso, el profesor de Comunicación y Psicología Social de la Universidad de Alicante Jaume Ros y el guionista Vicente Navarro.

 

Habituado a la ilustración infantil y juvenil, principalmente, Javier Sáez Castán (Huesca, 1964) decidió embarcarse en un proyecto radicalmente distinto. Con cierta estética pulp y mucha ironía, invocó al actor Vincent Price para que presentara tres historias de monstruos que, por un lado, rendían homenaje al terror de la era atómica y por otro, reivindicaban la singularidad en un mundo demasiado homogéneo. “Extraños tiene un nacimiento múltiple en el que intervienen muchos progenitores: por una parte surge de un guión pensado en principio para un álbum y por otra de un deseo de volver a hacer comics”, asegura Sáez Castán. Además, quiso “sumar la posibilidad de incorporar toda clase de imágenes del cine fantástico, imágenes que no tuve que buscar porque estaban ahí. Los álbumes no permiten incorporar tantas cosas por su concisión y brevedad, así que me puse a dibujar Extraños como quien se permite un festín después de una larga dieta”.Oh Wayne._. 1

Esta historieta sirvió para cambiar radicalmente el foco de visión después de las últimas entregas del autor. “Tengo la impresión de que cada uno de mis trabajos tiende a alejarse de los anteriores”, sostiene, “pero en este caso se trata además de un cambio de género, ya que sobre todo había hecho álbumes (también novelas y algún artefacto como el Animalario Universal de Profesor Revillod)”. La ilustración es introspectiva; el cómic, extrovertido. “Ahora mismo me interesan los comics por el hecho de poder contar historias más largas y emocionantes, por la riqueza iconográfica que permiten, por poder dirigirme a lectores jóvenes y adultos”. Más libertad, más control. Y, añade Sáez Castán, “la agilidad de la secuencia y la importancia que tienen los diálogos”. Para afrontar Extraños, recurrió a sus recuerdos. “Cada trabajo se produce a partir de un cúmulo de imágenes guardadas en la memoria; en Extraños tiene su importancia el cine fantástico de los años 30-50, como también los comics de esa época (en especial, Flash Gordon, de Alex Raymond)”. Estos cajones del cerebro surten también su trabajo como ilustrador. “En otros casos se trata de cosas muy diferentes… libros del siglo XIX de Historia Natural, fotonovelas, publicidad…”.

Rosa ChryslerUn monstruo aterrador que sufre las bromas de los ciudadanos de Nueva York por el mero hecho de ser rosa. Una joven criatura a quien un corte de pelo convierte en una pesadilla lovecraftiana. Un alienígena radicado en la Tierra que debe enfrentarse a una invasión de sus propios congéneres. Estos son los tres protagonistas del relato creado por Sáez Castán y narrado en la ficción por Vincent Price. Iconografía vintage para un debate tan actual como el de la heterodoxia. “Los monstruos de la serie B se han vuelto viejos y se tienen que acomodar a un mundo mucho más monstruoso que los ve con indiferencia y burla”, explica el dibujante. “El lector puede simpatizar con estos monstruos de cartón piedra y sentir que uno mismo es un poco extraño, que al fin y al cabo adaptarnos excesivamente al entorno puede ser peligroso”. Pero todo, tratado desde el humor. “Eso es algo que no soy capaz de programar, es casi como echar el guión al viento cuando creías que ibas a hacer otra cosa”.

Tras su paso por las librerías, Extraños protagoniza hoy una exposición de originales en la Sala MAG. Una manera de extraer a los dibujos de su hábitat natural. “Me parece que tiene su lógica y su interés: los libros son a veces como mensajes que lanzamos dentro de una botella, ya que se publican muchos títulos y las librerías son casi como océanos que devoran las novedades a un ritmo tempestuoso… La exposición es como ponerle un altavoz y un marco al mensaje de la botella: se escucha y se ve con mucha más claridad, aunque no puede sustituir al libro que al final nos espera en nuestro cuarto”, dice Sáez Castán, quien observa con suspicacia el estado de salud de su sector. “Desde luego hay una moda, pero no sé si hablar de auge: se publica mucho pero no sé si hay una verdadera permeabilidad hacia el público”, advierte. “En otros tiempos”, continúa, “los kioskos estaban repletos de publicaciones populares que leía todo tipo de público. Ahora hay una presencia de la ilustración difusa y fugaz gracias a internet”. “Creo que hay que volver a las grandes historias”, sentencia.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 pensamientos sobre “Javier Sáez Castán: “Adaptarnos al entorno puede ser peligroso”

    • Una amiga nos propone una visita a una de las primeras publicaciones sobre el horror y lo fantástico, Der Orchideengarten, en el enlace de arriba (en inglés). Tremendas ilustraciones. Muchas gracias, R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*